“Usualmente nunca descanso los domingos, porque trabajo. Pero me dieron el dia el domingo pasado y pude ir a misa. Ahi me entere de la clinica dental. No habia ido al dentista en 8 años. Mis mandibulas me rechinan cuando estoy nerviosa y habia querido al dentista, pero no tengo seguro dental. Siento que Dios me ha ayudado a que esto sea posible» 

-Leticia, paciente de la clinica dental, miembro de la iglesia de San Pedro. 

dental pic